Roberto Romerro Huitzil

POLÍTICA POBLACIONAL, EL CAMINO PARA EL DESARROLLO

Desde los albores de la humanidad la población fue un factor determinante para la preservación de las primeras sociedades, en ese entonces la unidad garantizaba la recolección más eficiente de frutos, una caza exitosa y el mayor número de tierras cultivadas.; los primeros grupos numerosos lograron no sólo dominar su entorno natural, también su número fue determinante para defender sus tierras de invasores e incluso para expandir sus dominios, entre más grande era un clan, más fácil resultaba su permanencia.

 

Sin embargo, con el paso del tiempo el número creciente de las primeras sociedades estado, obligaron a sus dirigentes a administrar mejor sus recursos, se vieron en la necesidad de expandir sus territorios y esclavizar a otros pueblos para satisfacer sus necesidades, en el peor de los casos los agotaron y desaparecieron.

 

Con la creación de herramientas y mejores técnicas, las posibilidades de crecimiento fueron mayores, en todo el mundo se establecieron las primeras ciudades con poblaciones que superaban los cien mil habitantes, la ciencia y tecnología lograron que las necesidades básicas se cubrieran y así ha sido hasta la actualidad. Pero con las primeras metrópolis y megalópolis tras las revoluciones industriales y tecnológicas del siglo XX y principios del XXI, los recursos que consumen estos centros urbanos se vuelven insuficientes, los insumos son consumidos a un ritmo que en pocos años generarán grandes conflictos por la supervivencia en lugares considerados hoy día como prósperos.

 

Aquellas normas en donde a mayor fuerza de trabajo mejor desarrollo industrial quedó en el pasado con la creciente presencia tecnológica, que ya suple la mano de obra en muchos procesos productivo, incluso en el campo, lo que pone en peligro el nivel de vida digna de grandes sectores de la población que no encuentran oportunidades laborales, sin considerar que los trabajos existentes al ser altamente demandados, no presentan grandes beneficios.

 

Los actuales gobiernos ya sea de Izquierda, derecha o centro, lidian día a día para combatir el desempleo y mantener un nivel de vida digno para el mayor número de personas en sus países, existen sectores donde se empieza a saturar la oferta de trabajo mientras en otros crece la oferta, aquellos gobiernos que han logrado mantener un equilibrio son los que mantienen altos niveles de desarrollo y las mejores condiciones de vida para sus gobernados.

 

Para lograr un equilibrio en la oferta y demanda de trabajo los gobiernos han tenido que administrar de mejor manera su mercado laboral, que no solo se ha quedado en planificar la preparación de la futura fuerza de trabajo o crecimiento empresarial, también han tenido que lidiar en temas de planificación poblacional, que va desde el número de integrantes en las familias, hasta el lugar en donde se establecen.

 

Al hablar de planificación poblacional se presume una política que no debe limitarse a resolver asuntos de corto plazo en temas demográficos, sino de políticas públicas encaminadas a fijar el destino de una sociedad a mediano y largo plazo, las disputas partidarias hacen que esta tarea difícilmente se lleve a cabo, pues en numerosos países actualmente se reinventan sus políticas cada cambio de gobierno, esto, debido a las cada vez más antagónicas facciones que para evitar la continuidad de un partido deshacen todo lo que hacen si son oposición en el gobierno.

 

Otro fenómeno que hace que las políticas de los gobiernos no perduren es la visión de ver a un gobierno como una empresa, donde el gobernante en turno es el que busca sacar provecho de todas sus actividades para amasar poder y recursos, que incluso olvidan sus principios políticos y hacen negocio con quien sea sin importar si son las mejores opciones para ser proveedores de un gobierno, mientras dejen ganancia es permitido, como el caso Odebrech en America Latina, o el negocio multimillonario que quieren realizar con la construcción del muro fronterizo entre EE.UU. y México, para ello buscan el apoyo de las masas y entre más sean los votantes mejor para ellos, sin importar que sus políticas a largo plazo encarecerán la calidad de vida de los mismos ciudadanos que gobiernan.

 

La debilidad de las democracias que se vive hoy día, también agudiza la falta de proyectos que garanticen el desarrollo poblacional, casos como Venezuela, Nicaragua, Turquía entre otros en Africa y Oriente Medio, son tristes ejemplos de cómo el gobernante en turno buscan perpetuarse en el poder ignorando el empobrecimiento del grueso de sus sociedades. En contraste las democracias fuertes han permitido subir la calidad de vida de sus ciudadanos, como sucede en países Escandinavos y de América del Norte, donde la evolución poblacional es estudiada con cautela, caso especial merece Estados Unidos, donde desde ahorita se le advierte a su presidente Donald Trump que su población envejece y que su tasa de natalidad es la más baja de las últimas 3 décadas; a este problema se le suman las políticas migratorias que sumadas ponen en riesgo la fuerza laboral de la primera economía del mundo. En este caso Trump deberá decidir si permite inmigrantes, capacita a jóvenes para sumarlos a la fuerza laboral lo más rápido posible o echa mano de la tecnología que supla al hombre, así de importante son las políticas poblacionales.

 

En America Latina sucede lo contrario, a diferencia de los Estados Unidos de Norteamérica, donde los sectores productivos pide más gente, en estos países la demanda de trabajo es cada vez mayor, es decir, hay poco trabajo y mucha mano de obra, los errores van desde lo político, por lo que hemos mencionado en este artículo, hasta lo cultural y educativo; pues los jefes de familia no planean el número de sus integrantes, uno que les permita si quiera la cobertura de necesidades básicas, el fuerte arraigo a usos y costumbre donde no se promueven los métodos anticonceptivos, la libre elección de tener hijos por parte de la mujer, políticas clientelistas del gobierno, la concentración de capitales en zonas urbanas y falta de accesos a educación superior, por mencionar algunos.

 

Por si fuera poco, la dependencia tecnológica y la reducción de oportunidades en lugares de trabajo digno para los profesionistas, hace que América Latina opte por generar mano de obra en la industria extranjera, generando grandes concentraciones de personas en ciudades industrializadas y dejando en el olvido el campo, priorizando la industria turística de los grandes corporativos y dejando fuera a pequeños propietarios, es decir, el poner todos los huevos en una sola canasta ha puesto en peligro el desarrollo de las sociedades en este lugar del mundo, pues una crisis en la industria de transformación puede destruir la economía de grandes ciudades, esto debido a que no hay diversidad en la cadena productiva y por tanto el desarrollo es frágil y dependiente a factores externos.

 

En fin, el desarrollo poblacional es un tema que debe ser primordial en el mundo, entre más exista un balance entre la demanda y oferta de trabajo más posibilidades de garantizar bienestar, mientras exista clientelismo electoral, corrupción en políticas públicas, beneficio a sólo un sector social, menor será la posibilidad de desarrollo, el tema es complejo y por supuesto pocas veces se abordan debido a que los resultados son a mediano y largo plazo, es decir, no se ven en 4 o 6 años, también son poco populares; porque a la gente no le gusta que hablen de planificación familiar y requieren de un esfuerzo administrativo alto, sobre todo porque hay que tomar en cuenta factores productivos, culturales, ecológicos y por supuesto económicos, lo cierto es que es el único camino que garantiza no solo el desarrollo, sino La Paz social.

En tiempos de cambio climático y agotamiento de recursos naturales la política poblacional debe ser un tema capital para los gobernantes y los organismos internacionales, pues temas como la pobreza, migración y crisis son cada vez más frecuentes entre las naciones, hasta el día de hoy parece que solo se han atacado el problema de forma independiente y en la urgencia, pero es tiempo de pensar no solo en lo que sucede, que ya de entrada es preocupante e incluso terrible, hay que pensar también en lo que viene, que parece tener tintes apocalípticos donde el sufrimiento de las futuras generaciones será cada vez más común, lo que posibilita de manera contundente un conflicto entre sociedades y la sexta ola de extinción que para muchos expertos ya ha comenzado.

Teléfono: +52(222)3751732
contacto@enlacemexico.tv
EnlaceMexicoMXTV
EnlaceMexicoMX
@EnlaceMexicoMX
EnlaceMexicoMX

Accediendo usted a este sitio se encuentra sujeto a los términos y condiciones de uso.

El contenido y material expuesto en esta página es responsabilidad de Enlace México. Todos los derechos reservados.

Los nombres, productos, marcas, eslogans, y logotipos corresponden a cada uno de sus fabricantes.

Teléfono: +52(222)3751732
contacto@enlacemexico.tv EnlaceMexicoMXTV EnlaceMexicoMX
@EnlaceMexicoMX EnlaceMexicoMX
contacto@enlacemexico.tv EnlaceMexicoMXTV EnlaceMexicoMX
EnlaceMexicoMX contacto@enlacemexico.tv
EnlaceMexicoMXTV
contacto@enlacemexico.tv
EnlaceMexicoMXTV