Roberto Romerro Huitzil

EL AUGE DE CONTENIDOS DE DIVERSIDAD SEXUAL EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN ¿BUENO O MALO?

 

En recientes producciones en los diferentes medios de comunicación se observa un incremento en el tiempo que se dedica para abordar temas de diversidad sexual, en muchos casos en entrevistas para difundir en qué consiste este fenómeno en un contexto social, en otros para dar a conocer cuáles son sus derechos, o simplemente se incluyen presentadores que son parte de este sector a espacios producidos en las diferentes emisoras donde hablan abiertamente de sus preferencias sexuales.

 

Si bien es cierto desde hace algunas décadas el sector conocido actualmente como LGBT+ (Que engloba a personas con preferencias sexuales diversas no solamente heterosexuales), ha ido ganando espacios en todas las actividades de la sociedad, en los medios de comunicación se les incluía, pero no se hablaba de manera abierta de su condición, salvo en programas especializados, por lo anterior surgen las siguientes preguntas: ¿Por qué ahora se habla tanto del tema? ¿realmente se busca su inclusión o solo se aprovecha una moda? ¿es bueno tratar la diversidad sexual en programas dirigidos sin la profundidad adecuada?

 

Las anteriores cuestiones se plantean partiendo de que la comunidad LGBT+ es un sector que debe gozar de una inclusión total y sin cortapisas en cualquier actividad de nuestra sociedad, y es menester de todos reconocer los derechos que tienen con base a la resolución del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas de 2011, que enumera una serie de derechos que debe gozar este sector y la obligación de los gobiernos miembros para reconocerlos y aterrizarlos a la práctica.

 

Por lo anterior pareciera que la difusión creciente de las diversas preferencias sexuales en los medios de comunicación es bueno, el problema comienza cuando se empieza a estereotipar el actuar de estas personas en los mismos, cuando ya no se difunde con argumentos del por qué se debe respetar a este sector y solo se presenta su carácter afectivo para generar impacto a la audiencia, cosa que es reducirlos como simple argumento para generar morbo, principalmente en audiencias jóvenes que pueden tomar como positivo o negativo estas situaciones.

 

En muchos medios, sobre todos los audiovisuales, se exponen escenas con alto contenido sexual donde los protagonistas no son heterosexuales, se les presentan acariciándose, besándose y en algunos casos manteniendo relaciones sexuales, lo anterior no debiera ser problema si se presentaran cuidando la intimidad que dichos actos implican; es decir para saber que una pareja tiene relaciones sexuales no es necesario exponerlos, solo mostrar indicios de ese acto, donde la audiencia perfectamente puede entender el contexto.

 

Desafortunadamente las escenas que se presentan se hacen por tiempos prolongados y de forma explícita, con el fin de que la audiencia no pueda evitar pasarlas por alto, audiencias que en muchos casos son menores de edad, quienes podrían hacerse una percepción inadecuada y poco favorable, estas situaciones no buscan la inclusión del sector LGBT+, pues algunos pueden verlo de forma natural, otros con morbo y, peor aún, otros de forma grotesca, todo porque los menores a veces acceden a los medios sin ningún adulto que pueda explicar las situaciones que se observan debido al actual ritmo de vida.

 

Es un hecho que las audiencias más jóvenes pueden ser susceptibles de tomar partido en este tema de una manera reducida, a favor o en contra, y no ver a la comunidad LGBT+ como un sector real que tiene diferencias y coincidencias, con un amplio abanico de matices que los hace tener necesidades aun poco atendidas; Las audiencias de hasta 21 años están en una etapa donde ellos mismos están definiendo su personalidad y están ávidos de pertenecer a un grupo y ser aceptados; muchas veces esta condición los hace tomar partido hacia un sector, aún con argumentos vagos y poco fundamentados, como la rebeldía contra los padres o el menos precio a los adultos mayores, niños, discapacitados, clanes urbanos, etc.

 

Lo anterior puede derivar en que el menor, sino tiene un conocimiento amplio de un tema, pueda solo percibir las relaciones no heterosexuales en su aspecto sensible de simple vista, sin conocer cuál es su realidad, su situación en el mundo y los retos que enfrentan si solo ven escenas explicitas, los medios pueden propiciar una percepción radical de este tema, llevando a polarizar a la sociedad a favor o en contra del sector LGBT+, de ahí la importancia de que se preocupen por no sobre sensibilizar a la audiencia sobre el tema presentándolo solo de forma sino también de fondo, deben informar con contenidos adecuados a las características de cada tipo de audiencia, sino podrían propiciar no sólo rechazo sino hasta odio.

 

En los últimos años la mercadotecnia ha visto al sector LGBT+ como un mercado creciente y de alto poder adquisitivo, de ahí sus estrategias de generar más productos y servicios dirigidos a este sector, hasta ahí todo va bien, el problema es cuando se busca no solo llegar al nicho de mercado, sino aumentarlo y si se puede crearlo, generando expectativas a los posibles consumidores, mostrando a este sector como personas con ingresos altos, sofisticados y con gustos refinados, es decir, crean una imagen que para algunos se vuelve aspiracional, el espectador se queda solo con eso, sin saber que la comunidad LGBT+ al igual que otras tiene retos importantes y muchos de éstos exigen esfuerzos muy altos para lograr el éxito y más aún la felicidad.

 

El llamado mercado rosa se calcula que genera más de 50 mil millones de pesos anuales en México, quizás por esta razón podemos deducir que los medios solo buscan crear morbo y captar la audiencia, pues ven una mina de oro en el presente y a futuro, ya que el sector va creciendo gracias al mayor reconocimiento del mismo, y si a lo anterior pueden generar mayores adeptos a través de vender expectativas lo harán sin importar el cómo, por supuesto buscarán el camino más fácil y barato, el del morbo y no el de la creatividad que es más costosa, al menos así se ve en los contenidos actuales.

 

La mercadotecnia siempre busca generar nuevos nichos de mercado, las empresas buscan vender sus productos y servicios al mayor número de personas para mantener utilidades, el sector del entretenimiento y en específico la televisión está urgida de sacar provecho del grupo LGBT+, máxime que sus costos de operaciones se han elevado y sus utilidades reducido ante el auge de nuevos medios digitales.

 

Por lo anterior hay que estar pendientes y exigir que los contenidos que se difunden en todos los medios y la publicidad sean los adecuados para la audiencia, que no solo las enganche, sino que también las formen adecuadamente, sin estereotipos ni sobre sensibilización sexual, que se haga respetando íntegramente la dignidad del ser humano sin importar sus preferencias sexuales y no solo utilizarlo como utensilio de entretenimiento, mientras eso sucede hay que informarnos bien y de ser posible explicar a los menores cuales son las características del sector LGBT+ y el porque debemos respetarlos como parte importante de la sociedad actual.

Teléfono: +52(222)3751732
contacto@enlacemexico.tv
EnlaceMexicoMXTV
EnlaceMexicoMX
@EnlaceMexicoMX
EnlaceMexicoMX

Accediendo usted a este sitio se encuentra sujeto a los términos y condiciones de uso.

El contenido y material expuesto en esta página es responsabilidad de Enlace México. Todos los derechos reservados.

Los nombres, productos, marcas, eslogans, y logotipos corresponden a cada uno de sus fabricantes.

Teléfono: +52(222)3751732
contacto@enlacemexico.tv EnlaceMexicoMXTV EnlaceMexicoMX
@EnlaceMexicoMX EnlaceMexicoMX
contacto@enlacemexico.tv EnlaceMexicoMXTV EnlaceMexicoMX
EnlaceMexicoMX contacto@enlacemexico.tv
EnlaceMexicoMXTV
contacto@enlacemexico.tv
EnlaceMexicoMXTV